Lifting Facial Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Lifting facial

Diferentes pacientes - Diferentes lifting

Indudablemente no todos los pacientes son iguales, hay caras gruesas, otras delgadas y con diferentes tipos de envejecimiento.

Según diferentes parámetros, podemos distinguir entre:

  • Grupo 1: En este grupo entrarían la mayor parte de mujeres situadas en un rango de edad entre 35 y 50 años, donde los cambios faciales por el envejecimiento estarían en un nivel de leve a moderado.
  • Grupo 2: En este grupo estarían las mujeres mayores de 50 años y donde los cambios faciales por envejecimiento se encontrarían en un nivel avanzado.

Las características de cada grupo y las actuaciones quirúrgicas en cada caso que consideramos mas indicadas, serían:

TRATAMIENTO

Grupo 1:

Correspondería a este grupo una mujer joven entre 35 y 50 años con cambios faciales de envejecimiento leve o moderado, con flacidez facial y del cuello pero sin bandas anchas y evidentes del músculo platisma.

  • Piel: En este grupo la incisión se realizaría a nivel preauricular desde el reborde de la patilla pasando por el borde interno del trago en la oreja y continuando por el borde inferior y posterior de la misma sin llegar a la línea posterior del cabello. Con este tipo de incisión, se minimiza la cicatriz y ésta queda oculta en los pliegues naturales, sin distorsionar la línea posterior del cabello ni la patilla. Realizamos disección subcutánea hasta el reborde mandibular y la mejilla sin llegar al pómulo para permitirnos una adecuada exposición y tratamiento del SMAS.
  • Grasa: Realizamos liposucción a nivel del cuello en este tipo de pacientes. Utilizamos una cánula muy fina y plana de 2 mm. que nos permita un control preciso de las zonas a tratar. Realizando esta liposucción de manera superficial (encima del plano muscular y debajo de la piel) y delicada, logramos una reducción importante de la grasa de la papada así como remarcar los ángulos de la mandíbula y del cuello. Con esta técnica mínimamente invasiva, se consiguen muy buenos resultados estéticos en la zona del cuello.
  • Muscular: El plano muscular en la cara se trataba tradicionalmente mediante la disección completa del SMAS y su división en diferentes colgajos que se utilizan como tracción. Con esta técnica tradicional se conseguía un resultado postoperatorio con bastantes hematomas y edemas. Pero además al realizar esta disección, el SMAS se separa de las estructuras anatómicas que se encuentran por debajo y por encima de él, de tal manera que se desvasculariza y por tanto se atrofiaba. El resultado es un aspecto de cara envejecida y atrófica en un periodo de uno o dos años. Posteriormente se describen formas mas conservadoras de tratar el SMAS como la denominada plicatura de Baker, que indica la resección de una porción de SMAS sobre la parótida, lo cual evita el riesgo de dañar el nervio facial a la vez que permite una plicatura del SMAS, que lo estira y le aporta tensión sin desvitalizarlo como en las técnicas tradicionales, con lo que evita la atrofia del mismo.
  • Nuestra técnica de tratamiento del SMAS consiste en que una vez realizada la incisión cutánea mínima y expuesta la porción supraparotídea del SMAS realizamos un colgajo del mismo igual que Baker, de forma paralela al surco nasogeniano y a 1 cm. del borde auricular anterior, tan ancho como sea necesario para borrar el surco. Pero no realizamos una resección completa del SMAS, si no que lo dejamos unido en su parte inferior. La disección del SMAS en la parte inferior llega hasta el músculo platisma, que no seccionamos ni incluimos en el colgajo. Una vez elevado este colgajo de SMAS con base inferior, se rota 90º hacia atrás, se realiza tracción y se ancla con puntos a la zona de la mastoides. De la misma manera se sutura la zona dadora del colgajo anterior y así se tracciona del plano muscular de la mejilla y se dibuja el contorno mandibular. EL colgajo de SMAS suturado a la zona mastoidea, nos dibuja el ángulo mandibulo-cervical sin lesionar ni denervar el músculo platisma ni el SMAS. Con nuestra técnica, conseguimos evitar la cara atrófica típica de las técnicas clásicas al no desvitalizar el tejido que forma el SMAS, a la vez que obtenemos una definición precisa del ángulo del cuello con un resultado estético muy satisfactorio.

Grupo 2:

En este grupo se suelen englobar aquellas mujeres de más de 50 años, que presentan una mayor flacidez cutánea en toda la cara y especialmente en el cuello con bandas anteriores del músculo platisma y papada. En estos casos realizamos variaciones de las técnicas anteriormente descritas, pero siempre adecuándolas a cada caso en particular.

  • Piel: Se realiza una incisión igual que en el primer grupo, en algunos casos es necesario prolongarla un poco más en la porción posterior.
  • Grasa: Realizamos una liposucción a nivel cervical como en el grupo 1.
  • Músculo: El SMAS lo tratamos de igual manera que en el grupo 1, con la diferencia que la anchura del colgajo variará según las necesidades de cada paciente. En este grupo de pacientes son muy frecuentes las bandas anteriores verticales en el cuello que son la manifestación de los pliegues del músculo platisma. En estos casos y por una pequeña incisión en la región submentoniana, se diseca la piel y el tejido celular subcutáneo del músculo platisma. Una vez identificado este se disecan ambas bandas y se suturan en la línea central del cuello quedando eliminadas las bandas verticales iniciales y además al aplicar tensión en la mejilla y en el ángulo del cuello el resultado posquirúrgico es un cuello juvenil de 90º.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en Lifting Facial

Mapa web | Aviso Legal | Blogs |

Compartir en:DigFacebookChromemeneame

copyrigt © 2011 Todos los derechos reservados