Lifting Facial Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Párpados

Qué es la blefaroplastia

La blefaroplastia o cirugía de los párpados es un procedimiento de cirugía que corrige el exceso de grasa y de piel en los párpados superiores e inferiores, corrigiendo la caída de los párpados superiores y las bolsas u ojeras inferiores. Sus principales objetivos son la eliminación de la piel sobrante, la disminución de las bolsas y el retensado del músculo orbicular

Este procedimiento no tiene eficacia sobre las arrugas del lateral de los ojos (patas de gallo) u otro tipo de arrugas.

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las "patas de gallo" u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cérvico facial o el lifting frontal.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

Los pacientes con ojeras o bolsas en párpados, que generalmente son de origen hereditario y dan apariencia de cansancio son los mejores candidatos. A partir de aquí la persona que se someta a una blefaroplastia debe de saber que mejorará su apariencia pero no cambiará su forma facial o se parecerá a un modelo predeterminado, es decir que debe de ser muy realista con los resultados finales.

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato.

Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente.

Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

Contraindicaciones

  • Enfermedades tiroideas.
  • Ojos secos por falta de lágrimas.
  • Hipertensión arterial.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Alteraciones de la coagulación.
  • Diabetes.
  • Enfermedades del ojo (glaucoma, desprendimiento de retina)

Tras la cirugía, se le aplicará una pomada en los ojos para lubrificarlos, y en algunos casos, un vendaje suave. Puede tener molestias sobre los párpados; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación. Deberá mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía y aplicarse compresas frías, para disminuir la inflamación y los hematomas.

Se le enseñará como lavarse los ojos y se le indicará si debe aplicarse colirios oftálmicos para mantener los ojos hidratados. Durante las primeras semanas puede notar lagrimeo excesivo, hipersensibilidad a la luz y cambios temporales en la agudeza visual, como visión borrosa o doble. Los puntos se retiran entre los 2 días y la semana. El edema y los hematomas disminuirán gradualmente hasta desaparecer por completo, y comenzará a verse y sentirse mucho mejor.

Cuidados postoperatorios

  • En caso de dolor se podrá tomar un analgésico tipo Paracetamol.
  • Debe mantener la cabeza erguida e incluso cuando esté tumbado/a, debe mantener la cabeza elevada con respecto al cuerpo.
  • Puede aplicarse compresas frías o mascarillas de plástico con líquidos congelables.
  • Se debe de lavar los ojos con suero o manzanilla.
  • Puede que deba de tomar o aplicarse colirios, apropiados a cada caso.
  • Los puntos de sutura serán retirados antes de una semana.
  • Durante los primeros días notará hinchazón y hematomas en los ojos.
  • Deberá llevar gafas de sol y/o aplicarse un filtro solar total durante unas semanas.
  • En ocasiones aparecen molestias en la visión y fotofobia que irán desapareciendo.
  • Debe estar en reposo en casa y pequeños paseos hasta la semana, luego ya podrá hacer vida normal e incorporarse al trabajo desde el 10º día.
  • Para hacer deporte y ejercicio debe esperar unas 4 semanas.
  • Si usa lentillas deberá esperar al menos 2 semanas para ponerlas.

La mayoría de los pacientes que se someten a una blefaroplastia comienzan a leer o a ver la televisión en 2 ó 3 días. Sin embargo, no podrá ponerse lentillas, si las lleva, hasta las 2 semanas, y aún así podrá sentirse incómodo durante un tiempo. Se suele volver al trabajo o una semana o 10 días; por entonces, podrá aplicarse maquillaje para disimular los hematomas. Puede ser preciso llevar gafas de sol durante unas semanas y aplicarse filtro solar en los párpados. Debe mantener un reposo relativo durante 3 a 5 días y evitar actividades fuertes 4 semanas.

Complicaciones de la blefaroplastia

Las propias de una cirugía, infecciones de la zona, hemorragias y reacciones por la anestesia.

Las propias de esta intervención, visión borrosa o doble, cicatrices asimétricas, cierre incompleto de párpados y el ectropión o párpados despegados (precisará de corrección con cirugía).

 

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en Lifting Facial

Mapa web | Aviso Legal | Blogs |

Compartir en:DigFacebookChromemeneame

copyrigt © 2011 Todos los derechos reservados