Lifting Facial Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Párpados

Cirugía de la mirada

En la valoración completa del rostro se considera de gran importancia el aspecto de la mirada; una mirada de aspecto cansado no depende solamente de la presencia de bolsas o de un exceso de piel en los párpados.

Son muchos los aspectos que pueden "envejecer" nuestra mirada, la expresión de nuestro rostro. Así, es de gran importancia la forma y posición de las cejas (unas cejas caídas y curvadas hacia abajo, dan un aspecto de tristeza), el entrecejo con dos arrugas verticales muy pronunciadas (da aspecto de mal genio), el párpado superior con mucha piel (da aspecto de vista cansada y además dificulta la apertura completa de los ojos debido a esta blefarocalasia generando una mirada poco luminosa, triste). El exceso de grasa (bolsas) en el párpado inferior indica la falta de sueño, o el exceso de vida nocturna. Un ojo semicerrado y con un eje hacia abajo asociado a arrugas en el canto externo, de forma radial (patas de gallo), colabora también a dar ese aspecto triste, de envejecimiento.

 

Tratamiento integral de la mirada

Es por ello que se debe tratar esta zona de una forma global, analizando cada uno de los apartados, pero planificando un tratamiento conjunto de todos ellos. Realizamos una sola incisión en el párpado superior, que queda escondida en el pliegue palpebral. Desde este abordaje, podemos tratar la caída de las cejas, el fruncimiento del entrecejo, las bolsas, el exceso de piel de los párpados, las patas de gallo y el tratamiento del eje del ojo. Todo ello, con el objetivo de conseguir un rejuvenecimiento global de toda la región y aportar juventud y luminosidad a la mirada.

Mediante una sola incisión en el párpado superior, escondida en el surco palpebral, y otra en la conjuntiva del párpado inferior podemos tratar todas estas estructuras.

Ceja

A este nivel, referido a la mujer, se tiene en cuenta la orientación de la misma y su posición relativa respecto al reborde óseo de la orbita. En concreto, tiene gran importancia el tercio externo de la misma o "cola de la ceja". Su posición ideal en la mujer se localiza ligeramente por encima del reborde orbitario externo. Esta posición de la ceja está determinada por la acción antagonista de dos músculos: · El músculo frontal eleva la porción externa de la ceja, y la contracción del músculo orbicular de los párpados deprime la ceja.

El equilibrio de fuerzas entre ambos músculos determina la posición de la cola de la ceja, un predominio de fuerza del músculo orbicular o un defecto en la fuerza del músculo frontal genera una caída del tercio externo de la ceja. Cuando el tercio externo de la ceja está deprimida y no aparece ligeramente por encima del reborde orbitario, genera un aspecto triste y envejecido en la mirada.

Entrecejo

La zona del entrecejo se caracteriza por ser una de las zonas con más expresión de la cara. Esto es debido a la acción de contracción y relajación de los músculos corrugadores y el músculo procerus que al contraerse generan dicho fruncimiento. La contracción y relajación de dichos músculos a lo largo de la vida y la "costumbre" en su uso, generan la aparición de las dos líneas verticales o arrugas de la expresión a nivel del entrecejo que pueden ser permanentes. El entrecejo juvenil se caracteriza por ser "despejado", es decir sin arrugas y liso, en cambio la presencia de arrugas en esta zona y una contracción muscular mantenida da un aspecto envejecido.

Eje del ojo

Podemos trazar una línea imaginaria que va desde el canto interno del ojo al canto externo. Esta línea determina lo que denominamos el eje del ojo. Este eje varía su ángulo respecto a la horizontal a lo largo de la vida de una persona evolucionando de la siguiente manera: · Eje elevado 10º hacia arriba respecto a horizontal: Típico de persona joven. · Eje a 0º respecto a la horizontal: Típico en persona de mediana edad. · Eje a -10º respecto a la horizontal: Típico de la vejez.

Según los datos anteriores vemos que un eje ligeramente elevado respecto a la horizontal es característico de la persona joven y confiere luminosidad y juventud a la mirada, en cambio si es negativo, genera una apariencia envejecida.

La variación de este eje con la edad es debido a la estructura anatómica del canto externo. Dicho canto mantiene su posición por la presencia de un ligamento denominado ligamento cantal externo. El ligamento del canto externo es rígido en su estructura profunda, pero en su porción superficial es laxa, de tal manera que con el paso de los años pierde tensión de manera progresiva y el eje del ojo va variando su ángulo, lo que genera el envejecimiento de la mirada. Este descenso suele ir acompañado de exceso de piel en esta zona y caída de la ceja.

Bolsas de grasa infraorbitaria

El globo ocular a nivel intraorbitario está rodeado de grasa, que tiene una función fundamental en la protección del ojo así como la de permitir un adecuado funcionamiento de los músculos que lo movilizan. Esta grasa está contenida dentro de la órbita por unos tabiques fibrosos. Cuando envejecemos, estos tabiques fibrosos van perdiendo su turgencia, de tal manera que esta grasa tiende a protruir y por tanto se nota externamente en los párpados. En el superior aparecen dos bolsas de grasa denominadas interna y media, a nivel externo se encuentra la glándula lacrimal, y en el párpado inferior aparecen tres bolsas, interna, media y externa.

Exceso de piel en el párpado superior

Con el paso de los años en el párpado superior se produce laxitud cutánea que genera el exceso de piel típico de la edad avanzada, a lo que se puede añadir la presencia de bolsas grasas en el mismo. El párpado juvenil no presenta piel redundante ni protrusión de bolsas grasas.

Exceso de piel en el párpado inferior

En el párpado inferior con la edad aparece en ocasiones un exceso cutáneo, pero a este nivel es muy característica la presencia de bolsas grasas. El ojo juvenil, presenta un párpado inferior liso y turgente, sin presencia de bolsas de grasa.

Arrugas en el canto externo (patas de gallo)

La contracción del músculo orbicular, que es un músculo redondo y además está adherido a la piel, genera arrugas que con los años pasan a ser profundas y permanentes. Se llaman arrugas de expresión de forma radial o patas de gallo.

Técnicas quirúrgicas

Debemos valorar a cada paciente de forma individual y personalizada, estableciendo las necesidades personales en cada caso. A continuación describimos en grandes rasgos las técnicas quirúrgicas más utilizadas dentro del contexto global de la cirugía de la mirada.

Blefaroplastia superior

A este nivel se realiza una extirpación del exceso de piel en forma elíptica, de manera que la cicatriz coincida con el borde superior del tarso del párpado superior. Con ello, la cicatriz coincide con el pliegue palpebral y no se nota. Respecto a las bolsas grasas deben extirparse si existen tanto la interna como la media, pero en la bolsa media, somos muy conservadores en su resección ya que una extirpación excesiva de la misma genera un aspecto esqueletizado del ojo.

Blefaroplastia inferior

Realizamos, si es posible, la blefaroplastia inferior por vía transconjuntival, es decir a través de la mucosa del párpado inferior sin realizar incisión en la piel del mismo. Con ello, evitamos cicatrices cutáneas en el párpado inferior. Colocamos una lentilla de protección sobre el ojo que evite cualquier lesión sobre la córnea y accedemos a las bolsas grasas a través de la mucosa, siempre entrando por debajo del cartílago tarsal inferior para no dañarlo. Una vez localizadas las tres bolsas grasas, se realiza la extirpación de las mismas. En ocasiones puede utilizarse el exceso de grasa en la bolsa interna para trasponerlo a la zona deprimida típica de la línea de las ojeras o "tear trough" si la paciente presenta esta depresión.

Evitamos en todos los casos la actuación sobre la resección de piel y el músculo orbicular del párpado inferior para evitar la exposición de la esclera y la aparición de un "ojo redondo". Cuando aparece un exceso de piel en el párpado inferior se realiza una resección de la misma mediante una pequeña incisión bajo las pestañas por vía externa pero sin seccionar nunca el músculo orbicular, es decir, extirpamos las bolsas de grasa por vía transconjuntival y el exceso de piel por vía externa, solo cuando hay mucho exceso de piel, pero siendo siempre muy conservadores.

Elevación del eje del ojo

En aquellos pacientes que presentan un eje del ojo con un ángulo de 0º o negativo se hace necesario la elevación de dicho eje para rejuvenecer la mirada. Esto lo conseguimos mediante una técnica denominada Cantopexia. Realizamos una cantopexia conservadora, mediante una suspensión del ligamento cantal externo del ojo. Actuamos sobre su parte superficial laxa mediante un punto de sutura que se ancla al periostio del reborde orbitario externo. Este punto es interno y no es visible desde el exterior y todo ello lo efectuamos desde la incisión practicada en el párpado superior.

Músculos corrugadores y procerus

Realizamos un abordaje de los mismos desde la incisión del párpado superior en el contexto de la blefaroplastia superior. Es precisa una disección muy delicada para no dañar los nervios supraorbitario y supratroclear. Una vez localizados, se realiza una miectomía parcial de los mismos (extirpación de una porción). Con ello conseguimos un entrecejo limpio con una relajación de las arrugas de la expresión y una mayor luminosidad en la zona interciliar, todo desde la incisión del párpado superior.

Elevación de la cola de la ceja

Si en una paciente la cola de la ceja se encuentra deprimida podemos elevarla mediante una suspensión de la misma. Para ello, y desde la incisión del párpado superior, desinsertamos el retináculo suspensorio de la cola de la ceja y suturamos el parénquima de esta al periostio del reborde orbitario externo en su porción mas superior teniendo la precaución de hacerlo de manera profunda para que no se note externamente.

Si la elevación de la ceja precisa una mayor intensidad recurrimos al lifting frontal endoscópico a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo

Patas de gallo

Para el tratamiento de las arrugas en el canto externo del ojo, el método que mejor resultados aporta es la aplicación de toxina botulínica (Vistabel) de forma radial haciendo un triángulo con base externa y aplicando 20 unidades del producto en cada lado. También aplicamos 5 unidades en la cola de la ceja debajo de la misma, que produce el efecto de elevar el espacio externo de la ceja al rebajar la contracción del músculo orbicular en esa zona.

Desglosamos en los siguientes apartados cada uno de estos elementos, pero siempre teniendo en cuenta que es su conjunto y no cada uno de ellos por separado lo que determina el aspecto general de la mirada de una persona:

Instituto Dr. Eugenio Lalinde: Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en Lifting Facial

Mapa web | Aviso Legal | Blogs |

Compartir en:DigFacebookChromemeneame

copyrigt © 2011 Todos los derechos reservados